TARRACO


Cerca de la riquísima ciudad de Callípolis, sobre un promontorio junto al mar y rodeado de playas de finísima arena dorada y aguas cristalinas -donde hermosas nereidas juegan entre las olas los días de tormenta-, se alzan hasta el cielo siempre azul las ciclópeas murallas inexpugnables de la Imperial Tarraco.